Archive for Seguridad Informática

Octubre 23rd 2010

Investigación sobre amenazas en las redes sociales

Número de lecturas: 3243
{lang: 'es-419'}
Encontrar amigos en los sitios de redes sociales como Facebook, MySpace o Twitter se ha convertido en algo casi tan común como escribir un correo electrónico. Sin embargo el uso inadecuado de estas herramientas puede poner en peligro la privacidad de los internautas. Para evitarlo, científicos austriacos han redactado una serie de consejos para navegar por la Web 2.0 con total seguridad.

Por Elena Higueras

Un equipo de investigación de la Universidad Tecnológica de Viena (VUT) ha estudiado los problemas de seguridad más comunes de las diferentes redes sociales. Según un comunicado de la institución austriaca, los profesores del Laboratorio de Seguridad de Sistemas de la VUT, Gilbert Wondracek y Christian Platzer, utilizaron unos sencillos trucos para encontrar más de 1,2 millones de perfiles de redes sociales que coincidían con las direcciones de sus correos electrónicos privados. El fin de esta investigación era científico pero… ¿qué hubiese ocurrido si lo hubiesen hecho hackers? Los autores del estudio han redactado unas normas básicas de seguridad para que los propios internautas pongan barreras a la intromisión ilegítima en su privacidad a través de la Red.

Alerta nº1: el robo de direcciones de correo electrónico

Cuando una persona crea su perfil en una red social, lo más habitual es que quiera tener acceso a la mayor cantidad de amigos posible. Estos sitios suelen ofrecer una forma muy cómoda y sencilla de encontrar nuevos contactos: basta con volcar nuestra libreta de direcciones de correo electrónico en la herramienta para que ésta genere automáticamente una lista de perfiles que coinciden con esas direcciones de mail. En opinión de Christian Platzer, esto por sí solo ya debería constituir un motivo de preocupación. “Aunque mi dirección de correo electrónico se mantenga en secreto y no sea visible en mi página, el sitio la utiliza para localizar el perfil de mi identidad”, advierte.

Para comenzar su estudio, los científicos tomaron prestadas las direcciones de correo almacenadas en un servidor de spam. Usando programas informáticos muy simples, fueron capaces de emparejar millones de direcciones de mail con las facilitadas en varios sitios de redes sociales, en un periodo de tiempo muy corto. Si la web de la red social indica que existe un perfil de usuario para una dirección de correo electrónico, eso significa que la dirección se encuentra todavía activa. Pero no sólo eso, sino que además el perfil brinda una valiosa información personal sobre el propietario de la dirección. Por lo general, en el perfil de cualquier usuario existe una lista con los nombres de sus amigos que pueden ser encontrados, de modo que resulta muy fácil ampliar aún más el número de nuevas direcciones de correo electrónico “robadas”.

En el experimento de la Universidad de Viena, los investigadores hicieron que un programa informático creara una lista de direcciones de correo electrónico posibles para cada nombre extraído del servidor de correo no deseado. A continuación, analizaron nuevamente si cualquiera de estas direcciones estaba registrada en alguna red social. Así, encontraron más de 1,2 millones direcciones de perfiles en redes sociales que podrían ser emparejadas con la dirección de su propietario en su correo electrónico privado.

Alerta nº2: el acceso a la información personal

El segundo riesgo analizado en el estudio vienés proviene de los grupos de usuarios, que pueden ser compartidos en varias redes sociales. En ellos, las personas hablan de sus temas favoritos y conocen a gente con intereses similares a los suyos. Sin embargo, esos mismos grupos son capaces de hacer que sus integrantes pierden su anonimato en la web.

Una página de aspecto inofensivo puede buscar el historial de exploración del usuario y saber cuáles han sido los grupos de sitios web visitados recientemente. Si el software malicioso conoce la lista de grupos a la que se ha unido el usuario, su identidad puede ser determinada con bastante exactitud en la mayoría casos, ya que es altamente improbable que varios usuarios sean miembros exactamente del mismo conjunto de grupos. De esta manera, el sitio puede adivinar el nombre del usuario.

“Por supuesto fuimos muy cuidadosos en nuestro proyecto de investigación, para no hacer daño a los sitios web ni violar la privacidad de los usuarios de ninguna manera”, aclara Gilbert Wondracek y advierte: “Sólo hicimos una evaluación científica de los datos, pero los sitios maliciosos sí podrían hacer micho daño si acceden a los datos de esta misma manera”.

En el mejor de los casos, las víctimas tan sólo recibirán una gran cantidad de spam, (correos que se seleccionarían automáticamente para adaptarse a los intereses del usuario). Pero también pueden ser el objetivo de fraudes de mayor gravedad. Imaginen que algún día un estafador dice que quiere ser su amigo o socio comercial y le envía un texto muy personalizado, especialmente diseñado para usted con la ayuda de los datos personales de su perfil publicado en la red social. Quizá estuviera tentado a creer que el remitente es realmente la persona que dice ser. Pero es fácil concebir formas de chantaje mucho más perniciosas, como el soborno para ocultar ciertas informaciones que deberían permanecer ocultas pero que han sido descubiertas por software malintencionados.

Consejos de seguridad para la Web 2.0

Los nuevos riesgos de seguridad estudiados por los científicos de la Universidad de Viena ya han sido comunicados a los responsables de las distintas redes sociales analizadas y muchos de ellos ya han sido corregidos, por lo que no tiene sentido caer en el alarmismo. Sin embargo, Christian Platzer y Gilbert Wondracek sí consideran necesario seguir ciertas pautas de actuación en las redes sociales:

  • Nunca es buena idea cargar la libreta de direcciones de correo electrónico en ningún sitio de Internet.
  • Aunque la mayoría de las redes sociales ofrezcan la posibilidad de decidir qué parcelas de información deben estar accesibles a todo el mundo y cuáles sólo a ciertas personas, siempre es mejor elegir la configuración más restrictiva.
  • Se debe tener un cuidado especial con las fotografías, sobre todo cuando se etiquetan con nombres completos a las personas que aparecen en las mismas.
  • Las direcciones privadas o números de teléfono nunca deben ser publicados en el perfil. Datos como esos solo se deben facilitar de manera personal a quienes en realidad queramos que dispongan de ellos.

Estas son sólo algunas de las recomendaciones que los autores del estudio han redactado como conclusión de su trabajo de investigación, unas pautas de comportamiento en la web que, por su carácter lógico, no deberían ser difíciles de asumir por la creciente cantidad de adeptos con los que cuentan las redes sociales.

Fuente: tendencias21.net

Octubre 21st 2010

Sitio kasperskyusa.com fue hackeado

Número de lecturas: 2418
{lang: 'es-419'}

Gracias a canal-tecnologico.com hacemos una actualización a la noticia que publicamos el dia de ayer: Hackean la web de Kaspersky

La compañía de software antivirus Kaspersky informo que el domingo 17 de octubre 2010 a las 11:05 el dominio de kasperskyusa.com sufrió un ataque llevado a cabo por hackers que aprovechó una vulnerabilidad en una aplicación externa empleada para apoyar los procesos administrativos del sitio.

Como resultado de este ataque, los usuarios que intentaban descargar versiones de prueba de los productos de consumo de Kaspersky fueron trasladados a un sitio web malicioso. El sitio malicioso estaba simulando una ventana de Windows XP Internet Explorer y un popup que fingía escanear el computador del usuario, para luego proponerle que instalara una versión falsa del programa de antivirus. El dominio estuvo haciendo este traslado por un periodo de 3.5 horas en total.

Una vez que se descubrió la vulnerabilidad, el personal de la compañía tomó acciones inmediatas para solucionar el problema, desactivando el servidor afectado en menos de 10 minutos. Inmediatamente después, todos los componentes vulnerables fueron removidos del servidor y fueron remplazados con nuevos archivos limpios.

Kaspersky también implementó una auditoría completa del dominio de kasperskyusa.com, al igual que de todos los otros dominios de Kaspersky, para asegurar que todo este corriendo con el código apropiado y más actualizado. Actualmente el servidor está seguro, una vez más se encuentra en línea, y los productos de Kaspersky pueden ser descargados seguramente.

La investigación del incidente por parte de Kaspersky logró descubrir algunos de los orígenes del ataque pero no se ha brindado mayores detalles.

Kaspersky confirmo en un comunicado que ninguna información personal de los usuarios en el servidor ha sido comprometida por este ataque. Sin embargo, Kaspersky Lab toma todos los atentados a la seguridad muy seriamente. Los  investigadores de la compañía actualmente están trabajando para identificar las consecuencias y los usuarios afectados, la compañía compromete la  ayuda para eliminar el software antivirus falso.

Octubre 20th 2010

Hackean la web de Kaspersky

Número de lecturas: 4656
{lang: 'es-419'}
La empresa de seguridad sufrió un ataque en su propia página web, que trataron de utilizar para vender falsos antivirus.

Desde hace tiempo se viene observando que cualquier página web puede estar comprometida y ser utilizada para distribuir malware o vender software falso. Tanto es así que incluso la página de Kaspersky, el popular desarrollador ruso de antivirus, sufrió las consecuencias de uno de estos ataques durante el domingo.

Alguien se aprovechó de un error en la aplicación web usada en Kasperskyusa.com y lo reprogramaron para tratar de engañar a los usuarios y hacerlos descargar un producto falsificado, según confirmó el martes Kaspersky. La compañía no ha identificado el problema, pero dijo que estaba en una “aplicación de terceros”, utilizada por el sitio web.

“Como resultado del ataque, los usuarios que trataban de descargar los productos de consumo de Kaspersky Lab eran redirigidos a una página web maliciosa,” dijo el proveedor de antivirus. El sitio web lanzaba una ventana emergente que simulaba un análisis de virus en el PC del usuario, y se ofrecía a instalar un programa antivirus que era en realidad falso.

Los falsos antivirus son un truco típico de los estafadores, que están constantemente buscando nuevas maneras de engañar a las víctimas para que compren sus productos. En el pasado han sido conocidos por presentarse como anunciantes legítimos y, de repente, cambiar su inventario de anuncios legítimos por otros con esos falsos mensajes emergentes.

Los expertos en seguridad dicen que lo más seguro que se puede hacer cuando uno de estos mensajes de falsos antivirus aparece es simplemente matar el navegador de Internet. En Windows, esto se puede hacer pulsando Ctrl+Alt+Supr y terminando el proceso del explorador en el Administrador de tareas.

Según Kaspersky, su sitio web estuvo redirigiendo a los usuarios al sitio del falso antivirus durante unas tres horas y media del domingo. La compañía hizo una auditoría completa de sus sitios web después “para asegurarse de que está ejecutando el código totalmente actualizado.”

En los foros de discusión, los usuarios se quejaron de que el sitio estaba tratando de descargar software antivirus falso llamado Security Tools.

Esta no es la primera vez que Kaspersky ha tenido que comprobar su web después de un incidente. En febrero de 2009, un hacker logró entrar en la web de soporte de la compañía para EE.UU. después de descubrir un defecto de programación Web. El fallo podría haber dado acceso a los hackers a las direcciones de correo electrónico y los códigos de activación del producto de los clientes a través de una técnica de ataque común como es la inyección SQL.

En cambio, en el ataque del domingo no fue comprometida ninguna información, dijo Kaspersky. “Sin embargo, Kaspersky Lab se toma seriamente cualquier intento de poner en peligro su seguridad”, dijo la compañía. “Nuestros investigadores están trabajando actualmente en la identificación de las posibles consecuencias del ataque a los usuarios afectados, y están disponibles para proporcionar ayuda para eliminar el software antivirus falso.”

FUENTE :

http://www.idg.es/pcworld/Hackean-la-web-de-Kaspersky/doc101163-Seguridad.htm


Octubre 18th 2010

Cómo pueden hackearle la red WiFi y cómo protegerse

Número de lecturas: 8731
{lang: 'es-419'}

Hoy en día la gran mayoría de proveedores de internet nos ofrecen -entre otras ofertas- un router wifi para poder crear nuestra propia inalámbrica. Algo que hace algunos años era algo ciertamente complicado -subredes, máscaras, ips, puertas de enlace- se ha convertido hoy en algo muy sencillo de configurar y con una utilidad extraordinaria teniendo en cuenta la cantidad de elementos distintos conectados a la red que tenemos hoy en día en cualquier hogar.

Una vez creada nuestra red de forma sencilla -casi automática diría yo- siguiendo las indicaciones del manual o del propio servicio técnico, hemos dado a nuestro router una identificación única fácilmente diferenciable de otros routers, y hemos aplicado una contraseña llena de números y letras de la que estamos totalmente seguros que nadie sería capaz, no ya de adivinar, sino simplemente de recordar aunque se la dijésemos varias veces. Es evidente que ya no tenemos que preocuparnos de que nos roben la señal o de que alguien acceda a nuestra red… ¿verdad?

Bueno, no tan rápido. A pesar de que hemos seguido los pasos básicos para proteger nuestra red, debemos ser conscientes de que la seguridad por defecto de los routers de hoy es realmente baja, y además debemos conocer algunos métodos de hacking que puede ser usados para obtener acceso a nuestra red para aprender a protegernos más convenientemente.

Echemos un vistazo a algunas técnicas básicas de hacking sobre redes inalámbricas y lo que podemos hacer al respecto.

Sniffing

El más simple de todos los ataques. El Sniffing es sencillamente el proceso de interceptación de datos inalámbricos que se está emitiendo en una red no segura. La forma más habitual de sniffing, probablemente porque está al alcance de cualquiera, es la que podríamos llamar sniffing por software, utilizando un programa que captura la información de la red. Hay modos más complicados, denominada sniffing hardware, que pasaría por pinchar en un cable de red un dispositivo que permita capturar el tráfico. Este método, por su naturaleza, queda fuera del ámbito de aplicación de lo que queremos mostrar en este artículo.

Resulta sencillo evitar problemas con el uso de programas Sniffers, sobre todo usando redes Wifi gratuitas en bares, hoteles o similares. Precisamente el “capturador” puede estar en ese mismo bar tratando de capturar paquetes e incluso en la calle o en un domicilio cercano.  Hay incluso una actividad conocida como Wardriving que implica la conducción por la ciudad recogiendo datos inalámbricos.

Google ha sido recientemente denunciado por esta actividad cuando se reveló que algunos de sus vehículos Mapas Google aparte de digitalizar calles y avenidas para el famoso StreetView, tenían como misión recopilar datos de las redes inalámbricas que iban detectando.

Está claro que una protección completa sólo puede lograrse no utilizando redes inalámbricas públicas que no nos ofrezcan total garantía. Sin embargo, una vez más, la mejor defensa en sencillamente el sentido común y tener cuidado con la información que enviamos o recibimos cuando estamos conectados a una red no segura.

Proteger nuestra propia red de este tipo de ataques será tratado un poco más adelante.

Spoofing

Una vez tengamos configurada nuestra red inalámbrica nos habremos dado cuenta de que los equipos ya no necesitan autorización para acceder a la red. Acceden automáticamente tan pronto como se encuentran dentro del rango de la señal, tanto móviles como otros ordenadores o cualquier dispositivo con capacidad Wifi.

Esta es una característica muy conveniente y cómodoa, pero también es propensa a la explotación. Los hackers suelen atacar a una red inalámbrica mediante la creación de una nueva red con una señal inalámbrica más potente y una copia SSID que sustituye al de la red legítima. Esto hace que los equipos se conecten automáticamente a la red falsa en lugar de la real.

La configuración de seguridad de nuestro equipo, configurándolo para que no se conecte automáticamente a redes es la mejor manera para contrarrestar esta amenaza. También podemos tratar de proteger nuestra red doméstica utilizando una herramienta de mapeo de la red como Spiceworks . Un cambio repentino en el mapa de red es una señal inequívoca de que la red inalámbrica está siendo atacada por un ataque de suplantación.

Cracking

Como decíamos en la introducción, pensamos que con la contraseña que nos ofrece nuestro router y la seguridad WEP que este trae por defecto estamos protegidos. Y nada más alejado de la realidad. Una contraseña WEP es obtenida por un ordenador remoto en apenas minutos usando los métodos adecuados.

Lo primero que debemos hacer, por tanto, es utilizar el encriptado WPA o WPA-2 en lugar del WEP. De forma inmediata, además. Para ello debemos acceder a la configuración de nuestro router (RTFM) y en la sección de configuración avanzada, dependiendo del tipo de router, veremos un menú similar a este:

Una vez ahí, cambiamos el ESSID para evitar que por su formato WLAN_XX se identifique que la red es de Movistar, algo muy aconsejable. En WEP Encriptión seleccionamos Disable y le damos a Apply. Vamos a Advanced Setup -> Wireless LAN -> 802.1x/WPA. En Wireless Port Control seleccionamos Authentication Required. En Key Management Protocol seleccionamos WPA-PSK.

Llegados a este punto debemos generar una clave con algunos de los servicios de claves aleatorias que existen en la web, o bien crear nuestra propia contraseña que debería incluir letras, números y símbolos para ser lo suficientemente fuerte. La introducimos en Pre-Shared Key y pulsamos Apply para aplicar los cambios. Además de estos pasos, particularmente recomiendo ocultar la red, con lo que será más difícil todavía detectarla.

Ahora ya podemos configurar el resto de equipos con WPA y la clave nueva. Nuestra seguridad habrá aumentado exponencialmente.

Conclusión

Por mucha seguridad que queramos implantar a nuestra red, ésta siempre será vulnerable. El único equipo totalmente seguro es aquel que no es accesible. Por mucho que aumentemos nuestra seguridad los hacker siempre podrán encontrar un rescoldo, una nueva forma de atacar o un método aún no descubierto para acceder a nuestras redes o nuestros datos.

Esa es la mala noticia. La buena es que, con toda probabilidad, a menos que alguien esté especialmente interesado en nuestros datos es muy improbable que seamos el blanco de un ataque de última generación.

La mayoría de problemas que podemos encontrarnos como usuarios domésticos es sencillamente que se conecten a internet desde nuestra red, con el consiguiente perjuicio por pérdida de velocidad. Con el simple hecho de cambiar nuestro cifrado WEP a WAP ese riesgo lo habremos reducido a una cifra muy cercana a cero.

Un simple escaneo a nuestro alrededor descubrirá con toda probabilidad docenas de redes inalámbricas, muchas de ellas con cifrados WEP o sencillamente abiertas sin más trámite. Pensemos por tanto que cualquiera  que desee acceder a una red lo hará a una de estas, lo que le llevará segundos, antes de lanzarse a la ruptura de nuestra bien protegida red WPA, en la que tardaría semanas para un resultado idéntico.

Una vez más, como en casi todo lo relacionado con la seguridad informática, nuestra tranquilidad y estabilidad dependen casi en exclusiva del menos común de los sentidos: el sentido común.

Fuente:

thinkfuture.es