Archive for Ubuntu

octubre 29th 2018

¿Cuánta SWAP debería usarse en GNU/Linux?

Número de lecturas: 286
{lang: 'es-419'}

¿Cuánto debería ser el tamaño del intercambio? ¿El intercambio debe ser el doble del tamaño de la RAM o debería ser la mitad del tamaño de la RAM? ¿Debo cambiar si mi sistema tiene varios GB de RAM?

Quizás estas son las preguntas más frecuentes sobre la elección del tamaño de intercambio durante la instalación de Linux.

No es nada nuevo. Siempre ha habido mucha confusión en cuanto al tamaño del intercambio.

Durante mucho tiempo, el tamaño de intercambio recomendado fue el doble del tamaño de la RAM, pero esa regla de oro ya no se aplica a las computadoras modernas. Tenemos sistemas con tamaños de RAM de hasta 128 GB, muchas computadoras viejas ni siquiera tienen esta cantidad de disco duro.

Pero, ¿qué tamaño de intercambio asignarías a un sistema con 32 GB de RAM? 64 GB? Eso sería una pérdida ridícula de disco duro, ¿no?

Antes de ver cuánto tamaño de intercambio debe tener, primero sabremos rápidamente una o dos cosas sobre la memoria de intercambio. Esto te ayudará a entender por qué se usa el intercambio.

La explicación se ha simplificado para (casi) la comprensión de todos.

Un sistema usa la memoria de acceso aleatorio (también conocida como RAM) cuando ejecuta una aplicación. Cuando hay pocas aplicaciones ejecutándose, tu sistema se administra con la RAM disponible.

Pero si hay demasiadas aplicaciones en ejecución o si las aplicaciones necesitan mucha RAM, entonces el sistema se mete en problemas. Si una aplicación necesita más memoria pero toda la RAM ya está en uso, la aplicación se bloqueará.

El intercambio actúa como un respiro para tu sistema cuando la RAM está agotada. Lo que sucede aquí es que cuando la memoria RAM está agotada,  Linux usa parte de la memoria del disco duro y la asigna a la aplicación en ejecución.

Eso suena genial. Esto significa que si asignas como 50 GB de tamaño de intercambio, tu sistema puede ejecutar cientos o quizás miles de aplicaciones al mismo tiempo? ¡INCORRECTO!

Ya ves, la velocidad importa aquí. Un SSD accede a los datos en microsegundos mientras que, como un disco duro normal, accede a los datos en milisegundos. Esto significa que la memoria RAM es 1000 veces más rápida que la SSD y 100.000 veces más rápida que la unidad de disco duro habitual.

Si una aplicación depende demasiado del intercambio, su rendimiento se degradará ya que no puede acceder a los datos a la misma velocidad que lo haría en la memoria RAM. Entonces, en lugar de tomar 1 segundo para una tarea, puede llevar varios minutos completar la misma tarea. Dejará la aplicación casi inútil. Esto se conoce como thrashing (agitación) en términos informáticos.

En otras palabras, un pequeño intercambio es útil. Mucho de esto no servirá para nada.

¿Por qué es necesario el intercambio?

Hay varias razones por las cuales necesitarías un intercambio.

Si tu sistema tiene memoria RAM de menos de 1 GB, debes usar swap ya que la mayoría de las aplicaciones agotarían la memoria RAM pronto.
Si tu sistema usa aplicaciones de recursos pesados ??como editores de video, sería una buena idea usar algún espacio de intercambio ya que tu RAM puede agotarse aquí.
Si usas hibernación, debes agregar intercambio porque el contenido de la memoria RAM se escribirá en la partición de intercambio. Esto también significa que el tamaño del intercambio debe ser al menos del tamaño de la RAM.

Evita eventos extraños como un programa que se vuelve loco y come RAM.

¿Necesitas cambiar si tienes mucha RAM?Esta es una buena pregunta de hecho. Si tienes 32 GB o 64 GB de RAM, es posible que tu sistema nunca use la RAM completa y, por lo tanto, nunca use la partición swap.

Supongo que si tu sistema tiene 32 GB de RAM, también debería tener un disco duro de 100 GB. Asignar un par de GB de intercambio no hará daño. Proporcionará una capa adicional de ‘estabilidad’ si un programa defectuoso comienza a usar incorrectamente la RAM.

¿Puedes usar Linux sin intercambio?

Sí, puedes, especialmente si tu sistema tiene mucha RAM. Pero como se explicó en la sección anterior, un poco de intercambio siempre es aconsejable.

¿Cuánto debería ser el tamaño del intercambio?

Ahora viene la gran pregunta. ¿Cuál debería ser el espacio de intercambio ideal para una instalación de Linux?

Y el problema aquí es que no hay una respuesta definitiva a esta pregunta sobre el tamaño del intercambio. Solo hay recomendaciones.

Diferentes personas tienen una opinión diferente sobre el tamaño de intercambio ideal. Incluso las principales distribuciones de Linux no tienen la misma pauta de tamaño de intercambio.

Si sigues la sugerencia de Red Hat, recomiendan un tamaño de intercambio del 20% de RAM para los sistemas modernos (es decir, 4 GB o más de RAM).

CentOS tiene una recomendación diferente para el tamaño de la partición de intercambio. Sugiere que el tamaño del intercambio sea:

Dos veces el tamaño de la RAM si la RAM es inferior a 2 GB.
Tamaño de la RAM + 2 GB si el tamaño de la RAM es más de 2 GB, es decir, 5 GB de intercambio para 3 GB de RAM
Ubuntu tiene una perspectiva completamente diferente sobre el tamaño de intercambio ya que toma en cuenta la hibernación. Si necesitas hibernación, se necesita un intercambio del tamaño de RAM para Ubuntu.

De lo contrario, recomienda:

Si la RAM es inferior a 1 GB, el tamaño del intercambio debe ser al menos del tamaño de la RAM y, como máximo, el doble del tamaño de la RAM.
Si la RAM es más de 1 GB, el tamaño del intercambio debe ser al menos igual a la raíz cuadrada del tamaño de la RAM y, como máximo, el doble del tamaño de la RAM.
Si se utiliza la hibernación, el tamaño del intercambio debe ser igual al tamaño de la RAM más la raíz cuadrada del tamaño de la RAM.
¿Confuso? Sé que es confuso. Esta es la razón por la que he creado esta tabla que indicará el tamaño de intercambio recomendado por Ubuntu en función de su tamaño de RAM y la necesidad de hibernación:

Tamaño de RAM Tamaño Swap (sin hibernación)  Tamaño Swap (con hibernación)
 256MB  256MB  512MB
 512MB  512MB  1GB
 1GB  1GB  2GB
 2GB  1GB  3GB
 3GB  2GB  5GB
 4GB  2GB  6GB
 6GB  2GB  8GB
 8GB  3GB  11GB
 12GB  3GB  15GB
 16GB  4GB  20GB
 24GB  5GB  29GB
 32GB  6GB  38GB
 64GB  8GB  72GB
 128GB  11GB  139GB

 

¿Cuánto tamaño de intercambio usas?

La respuesta nunca es simple. Como dije anteriormente, durante mucho tiempo, se recomendó que el intercambio sea del doble del tamaño de la RAM. De hecho, mi edición Dell XPS 13 Ubuntu tiene 16 GB de tamaño de intercambio para una memoria RAM de 8 GB. Entonces, incluso Dell decidió seguir con la regla de oro de swap = 2xRAM.

 

Fuente:

https://maslinux.es

junio 28th 2017

Archivo .htaccess: ¿Qué es y cómo configurarlo?

Número de lecturas: 3244
{lang: 'es-419'}

Obligar a utilizar el protocolo HTTPS, redirigir a una URL de forma permanente, ocultar los parámetros de una URL,… para todo esto se puede utilizar el archivo htaccess.

Mediante el archivo htaccess, podemos configurar ciertos aspectos de nuestra web, sin tener que editar el archivo de configuración del servidor y siempre que la tengamos alojada en un servidor Apache.

El archivo htaccess afecta al directorio en el que se encuentra y a todos los subdirectorios de este, incluyendo otros archivos que haya en ellos. Por esta razón es recomendable guardarlo en la carpeta raíz de nuestro sitio web.

Para editarlo, solo necesitaremos un editor de texto, como por ejemplo, el Blog de Notas que incorpora Windows por defecto. Veamos, a continuación, algunos tipos de configuraciones que se pueden hacer en él:

Redirigir la URL sin “www” a la URL con “www”

Como todo el mundo sabe, al acceder a una web se puede hacer tanto por la versión con las 3W como la versión sin ellas. Aunque sabemos que es el mismo sitio web, puede quedar más estético si la URL que se muestra en la barra de direcciones es la misma. Para hacer este tipo de redirección, escribiremos el siguiente código en nuestro archivo htaccess:

RewriteEngine On
RewriteCond %{HTTP_HOST} ^miweb.com [NC]
RewriteRule ^(.*)$ http://www.miweb.com/$1 [L,R=301]

Si quisiésemos hacerlo al revés, es decir, redirigir de la URL con “www” a la URL sin “www”, insertaremos este otro código:

RewriteEngine On
RewriteCond %{HTTP_HOST} ^www.miweb.com [NC]
RewriteRule ^(.*)$ http://miweb.com/$1 [L,R=301]

Redirigir al protocolo HTTPS

Puede ocurrir que tengamos contratado un certificado SSL para nuestro sitio web, y que al acceder por la URL “http://miweb.com” no nos redireccione a “https://miweb.com”, ocasionando que aparezca el mensaje de “Sitio web no seguro” y pudiendo asustar a nuestros visitantes. Para evitar este tipo de situaciones, añadiremos, al comienzo del archivo htaccess, las siguientes líneas:

RewriteEngine on
RewriteCond %{HTTPS} !=on
RewriteRule .* https://%{HTTP_HOST}%{REQUEST_URI} [R=301,L]

Reescribir las reglas de enrutamiento (URL amigable)

Imaginemos una web en la que tenemos una página llamada “Contacto” y que para acceder a ella lo hacemos a través de la URL “http://miweb.com/contacto.html”. O peor aún, que la URL tenga el aspecto “http://miweb.com/ej27zd.html”. ¿No quedaría mejor una URL como “http://miweb.com/contacto”? Para ello, insertaremos el siguiente código en el archivo htaccess:

RewriteCond %{REQUEST_FILENAME} !-f
RewriteCond %{REQUEST_FILENAME} !-d
RewriteRule ^contacto$ contacto.html [L]

Mencionar, que la última línea la podemos repetir tantas veces como deseemos con cada una de las URL’s que queramos hacer amigables.

Redirigir a una página en caso de error

Todos sabemos que una web no es algo estático, sino que tiene vida y está en constante transformación. Con ese proceso, se puede dar el caso de que eliminemos una página del sitio (por ejemplo, un servicio que dejemos de prestar). También puede ocurrir que el usuario que accede a una de las páginas de nuestra web introduzca mal la URL.

En cualquiera de los dos casos, el resultado es que el navegador nos devolvería un error 404, que hace referencia a una página no encontrada. Google penaliza aquellos sitios que tienen enlaces caídos, pero tranquilos, que para eso tenemos el siguiente código, el cuál permite redirigir a una página que creemos en nuestro sitio web si no se encuentra la solicitada:

ErrorDocument 404 /404.php

Cabe destacar que esta línea puede servirnos para cualquier error que devuelva la web, no solamente para el 404. Tan solo habría que sustituir la numeración de este por la del error en cuestión (403, 500,…).

Redirigir de una URL a otra

Además de lo mencionado en el caso anterior, nos podemos encontrar con una página que haya cambiado su URL. Como es lógico, si intentamos acceder a ella a través de la antigua URL, nos va a decir que la página no existe o no ha sido encontrada. Para solucionar este problema, tan solo tenemos que añadir a nuestro archivo htaccess la siguiente línea de código.

Redirect 301 /vieja-url http://miweb.com/nueva-url

Al igual que en otros ejemplos, esta línea la podemos repetir tantas veces como deseemos, aunque sí es cierto que repetirla un número elevado de veces puede ocasionar que Google nos penalice.

Habilitar compresión de archivos

Otro problema que nos podemos encontrar en nuestro sitio web y que podemos solucionar gracias al archivo htaccess es la compresión de archivos, consiguiendo así reducir su tamaño y hacer que la web cargue de forma más rápida.

AddOutputFilterByType DEFLATE tipo-de-archivo

Por ejemplo, para un archivo HTML, el código que tendríamos que añadir sería “AddOutputFilterByType DEFLATE text/html” (sin las comillas) y podríamos poner tantos como necesitásemos.

Habilitar el almacenamiento en caché

Y siguiendo con la mejora de la velocidad de carga de una web, nos vamos al almacenamiento en caché. Habilitando esta opción, los distintos archivos quedarán almacenados en nuestro ordenador, siempre y cuando no se borre la caché o cambie el diseño de la página, evitando así que tengan que ser descargados cada vez que se visita la web.

Para ello, bastará con agregar al archivo htaccess estás líneas:

ExpiresActive On
ExpiresByType tipo-de-archivo “access tiempo”
ExpiresDefault “access plus 1 month”

En el caso de los archivos PNG, por ejemplo, si queremos configurar que su tiempo en caché sea de un año, lo haremos de la siguiente forma:

ExpiresByType image/png “access 1 year”

Señalar que añadiremos una línea similar a esta por cada tipo de archivo, dejando la primera y la tercera de forma intacta.

Fuente:
webappdesign.es

junio 26th 2017

Error en servidor Centos: Server unable to read htaccess file, denying access to be safe

Número de lecturas: 11310
{lang: 'es-419'}

En ocasiones por permisos de usuarios se cambian las configuraciones y no permiten ver el contenido del sitio web. Si se presenta este error: Server unable to read htaccess file, denying access to be safe

Basta con utilizar esta instruccion para un servidor Centos:

#chmod -R 755

Para servidores Ubuntu o basados en Debian:

$sudo chmod -R 755

 

mayo 25th 2016

Ahorra tiempo descargando máquinas virtuales preconfiguradas

Número de lecturas: 8002
{lang: 'es-419'}

Una máquina virtual es un programa de ordenador que emula ser una computadora. Es decir, a través de software se recrea un hardware. ¿Para qué? Principalmente, para tener una configuración específica de hardware y software en un entorno controlado, pues la máquina virtual es un programa estanco queno afecta a tu ordenador. Con una máquina virtual se pueden probar programas, encontrar vulnerabilidades y realizar tareas peligrosas sin miedo a estropear tu sistema operativo. Los programas para crear máquinas virtuales más conocidos son VirtualBox y VMware. Te presentamos páginas con máquinas virtuales preconfiguradas, para descargar y usarlas sin configurar nada.

 

Las máquinas virtuales son muy útiles por su versatilidad. Tanto VirtualBox como VMware son capaces de virtualizar prácticamente cualquier sistema operativo que puedas imaginar y en arquitectura de 32 o 64 bits, siempre y cuando tu ordenador sea compatible. La única desventaja de la máquina virtual es que, en funcionamiento, consume la mitad de recursos, ya que se trata de ejecutar el sistema operativo real y otro virtualizado. Pero las ventajas son muchas, principalmente mantener tu sistema operativo a salvo y seguro de cualquier prueba o percance que tengas dentro de la máquina virtual.

Para que no tengas que configurar máquinas virtuales por tu cuenta, te recomendamos algunas páginas dedicadas a facilitar máquinas preconfiguradas que sólo tendrás que descargar e instalar para empezarla a usar. Seguramente tendrás que cambiar algún aspecto, como la cantidad de RAM dedicada o el idioma del sistema operativo virtualizado, pero te ahorrarás todo el proceso de instalación.

VirtualBoxes

La primera recomendación es VirtualBoxes, una página que ofrece máquinas virtuales preconfiguradas para VirtualBox. Entre sus secciones, destaca principal la de ”Images”, con las máquinas a descargar. En concreto, encontrarás más de 30 distribuciones Linux diferentes, así como OpenSolaris, FreeBSD y otros sistemas como Android para procesadores x86, Haiku o FreeDOS.

Al entrar en la página de cada máquina virtual, verás que están representadas las distintas versiones del sistema operativo que quieres, lo que te será muy útil para probar versiones antiguas para propósitos concretos.

Si tienes dudas, puedes usar la documentación oficial, y si quieres ver el aspecto de una máquina virtual antes de abrirla, hay disponibles algunas capturas de pantalla.

VirtualBoxImages

La segunda recomendación es VirtualBoxImages, una página más completa que la anterior y que ofrece un sinfín de máquinas virtuales. Su guía para empezar a usar las máquinas te será muy práctica.

Además, diferencia entre máquinas gratuitas (Free VDIs) y máquinas de pago (Featured VDIs) que añaden soporte técnico vía correo electrónico, por si tienes alguna duda o problema.

VirtualBoxes – Free VirtualBox Images

La tercera recomendación específica para VirtualBox está hospedada en SourceForge y cuenta con 46 sistemas operativos distintos, distribuciones Linux en su mayoría, y con varias versiones de cada uno, que podrás descargar y descomprimir en tu ordenador para usar.

Traffic Tool – VMware images

Para VMware también hay muchas imágenes de máquinas virtuales preconfiguradas. La primera es la hospedada en Traffic Tool, que aunque no ofrece demasiadas, 18 máquinas de 7 sistemas operativos diferentes, están bien configuradas para que sólo tengas que descargarlas y abrirlas con VMware Player o VMware Workstation.

Virtual Machine

En Virtual Machine verás un montón de sistemas operativos para probar, básicamente distribuciones Linux y FreeBSD. En cada ficha sabrás los requisitos de la máquina a nivel de hardware e información útil como la contraseña del usuario root.

 

Fuente:

http://hipertextual.com/