Número de lecturas: 1096
{lang: 'es-419'}

WhatsApp ha estado confiando la seguridad de las cuentas de sus usuarios a la verificación de identidad a través de una llamada telefónica, o bien a través de un mensaje tipo SMS. Ahora, como ya había venido probando durante meses en sus versiones beta para dispositivos Android, ha introducido un sistema de seguridad adicional. Se trata del sistema de verificación en dos pasos, y consiste en la utilización de un código de seis dígitos como método adicional para verificar que, efectivamente, el usuario de la cuenta de WhatsApp es también su propietario.

Como en servicios similares de mensajería instantánea y correo electrónico, entre muchos otros que ya cuentan con la verificación en dos pasos, el nuevo sistema de seguridad de WhatsApp es opcional. Se puede activar desde la sección de Ajustes > Cuenta > Verificación en dos pasos > Activar. La diferencia entre el sistema de WhatsApp y el de algunos de sus homólogos es que WhatsApp pedirá este código de forma periódica para verificar la identidad del usuario, mientras que servicios similares lo solicitan únicamente en el inicio de sesión, y no de la misma forma. Otros, inicialmente piden la contraseña –configurada por el usuario-, y después envían un código único al número de teléfono asociado. WhatsApp envía el SMS y después, iniciada la sesión, pedirá este código de forma periódica.

verificacion dos pasos whatsapp

La verificación en dos pasos llega a WhatsApp para dispositivos Android, iOS y Windows Phone: más seguridad para la app de mensajería

La diferencia fundamental entre WhatsApp y servicios similares está en que WhatsApp no pide contraseña para el registro de una cuenta en el servicio. Por su parte, permite el registro a través de un número telefónico, y sin la configuración de una contraseña como método adicional. Precisamente por esto, recientemente se descubrió que fácilmente se pueden robar cuentas clonando la tarjeta SIM. Y en tanto que esa tarjeta SIM tiene el número de teléfono en cuestión asociado, WhatsApp no es capaz de detectar que el usuario no es el propietario de la misma. Ahora, al menos, este código de seis dígitos es configurado por el propietario, y solicitado de forma periódica para verificar que es él -o ella- quien está utilizando la cuenta.

Un paso más que WhatsApp ha dado en la búsqueda de mejorar su seguridad y proteger la privacidad de los usuarios. Uno de los pasos más importantes que se han dado al respecto es la llegada del cifrado de extremo a extremo, que también ha provocado algunas críticas. Más adelante, según filtraciones, llegarán a WhatsApp novedades relacionadas con los ‘estados’, de una forma muy similar al funcionamiento de las Instagram Stories en la plataforma dedicada a las fotografías.

Fuente:

adslzone.net

Be Sociable, Share!