Número de lecturas: 2579
{lang: 'es-419'}

Corea del Norte ha acusado a sus “enemigos” -en alusión a Corea del Sur y Estados Unidos- de lanzar una serie de ataques informáticos en su contra, como parte de su estrategia para “suprimir” el régimen comunista.

La agencia de noticias KCNA ha denunciado que “los servicios informáticos estatales han estado bajo un intenso y continuo ataque”, al parecer, durante varios días, aunque no ha especificados los objetivos ni las consecuencias.

Si bien, los medios de comunicación rusos han informado esta semana de que “un gran ataque informático” ha dejado fuera de servicio la red de telecomunicaciones norcoreana.

El canal surcoreano MBC, por su parte, ha apuntado que el ataque informático habría afectado a la amplia red de medios de comunicación del régimen comunista, entre ellos KCNA y el diario ‘Rodong Sinmun’.

“No es ningún secreto que la marioneta de Corea del Sur y Estados Unidos están llevando a cabo de forma masiva ataques informáticos en un intento de intensificar sus actividades subversivas contra Corea del Norte”, ha dicho KCNA.

“No nos quedaremos quietos frente a los ataques informáticos llevados a cabo por nuestro enemigos, que han alcanzado altos niveles, como parte de su plan para suprimir a Corea del Norte”, ha advertido, según ha informado la agencia de noticias Yonhap.

Además, ha considerado que estos ataques informáticos no son casuales, dado que coinciden con las maniobras militares conjuntas que Corea del Sur y Estados Unidos llevan a cabo anualmente al principio de la primavera.

Se trata de la primera vez que Pyongyang acusa a Seúl y a Washington de atacar su sistema informático. En cambio, los aliados han denunciado en varias ocasiones ciberataques procedentes del régimen comunista.

Estos movimiento se enmarcan en la escalada de tensión entre las dos Coreas, que comenzó el año pasado, con los lanzamientos de cohetes de largo alcance de abril y diciembre, y ha continuado en 2013, con la prueba nuclear del pasado 12 de febrero.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha condenado estas acciones, al considerar que violan las resoluciones que prohíben expresamente a Corea del Norte desarrollar y usar tecnología nuclear y de misiles balísticos, y ha ampliado las sanciones en su contra.

En respuesta, Pyongyang ha declarado nulos los pactos de no agresión sucritos con Seúl y ha amenazado con hacer lo mismo con el armisticio de 1953, que puso fin a tres años de hostilidades en la península coreana.

FUENTE :http://www.elmundo.es/elmundo/2013/03/15/navegante/1363348726.html

Be Sociable, Share!