Número de lecturas: 4670
{lang: 'es-419'}

Un mayor ancho de banda y más velocidad para descargar y subir información es la principal ventaja de esta tecnología. En Ecuador se necesita una nueva regulación.

Mayor ancho de banda, más velocidad, aplicaciones en tiempo real, contenido de entretenimiento multimedia, mejores seguridades son algunas de las ventajas que ofrecerá la cuarta generación de redes (4G).

“Este nombre agrupa a varios desarrollos tecnológicos, especialmente a redes inalámbricas como el WiMax (Worldwide Interoperability for Microwave Access) o el WiBro (Wireless Broadband). Pero este desarrollo de las redes móviles ha buscado un punto común, el LTE (Long Term Evolution)”, señala Juan Carlos Cisneros, gerente general de Alcatel-Lucent Ecuador.

La plataforma LTE o de Evolución a Largo Plazo permite la portabilidad de las aplicaciones entre lo fijo y móvil, mayor ancho de banda, servicios nuevos y más sencillos de usar, conectividad entre dispositivos. En resumen, promueve el aprovechamiento de las disponibilidades de los terminales o equipos móviles.

4G también es parte de un ecosistema compuesto por desarrolladores de aplicaciones, operadores de redes y los usuarios. “Cuando tenemos un equilibrio entre los tres estamos hablando de un nueva generación”, añade Cisneros.

Para Gonzalo Olmedo, director de Ingeniería en Electrónica y Telecomunicaciones de la Escuela Superior Politécnica del Ejército, la principal característica que tendrá la red 4G es que el sistema será IP (Internet Protocol), tanto para el acceso a los datos -que es directo al usuario- como para su transporte.

La diferencia con la tecnología 3G, según este experto, está en la calidad del servicio, pues las transmisiones van a ser más rápidas. Por ejemplo, las tasas de transmisión en la descarga llegarán hasta 100 MB por segundo, mientras que para subir información serán de hasta 50 MB por segundo. Hoy en celulares la tasa llega a 2 MB por segundo.

También se trabajaría con el modelo Mimo que implica que, tanto en el transmisor como en el receptor, puede haber más de una antena. Esto permite obtener una mejor señal, con menos errores.

Sobre la implementación de la tecnología 4G en Ecuador, César Zhinin, gerente de Conmutación y Plataformas de Telefónica, considera que la regulación es necesaria para definir toda la trayectoria a seguir del espectro radioeléctrico que comprende factores como el ancho de banda, frecuencia, velocidad, tipos de terminales. En la parte tecnológica el equipo utilizado en las redes de las operadoras está haciendo una transición a la 4G.

El espectro disponible y canalizado para la utilización de las operadoras celulares en el país es la frecuencia de 1 900 MHz, con anchos de banda de 30 MHz los mismos que se encuentran disponibles para montar una fase inicial. Sin embargo, lo ideal es la frecuencia de 700 MHz, ocupada hoy por la televisión analógica.

Otro aspecto de 4G es la personalización de contenidos. Al respecto, Cisneros considera que LTE permite que los terminales junto con las aplicaciones se vuelvan inteligentes y brinden información según el perfil y el gusto del usuario.

Fuente:

revistalideres.ec

Be Sociable, Share!