Número de lecturas: 4980
{lang: 'es-419'}

Schwerin, al norte de Alemania. Una mujer visita Wikileaks, donde se observa la foto de su fundador, el australiano Julian Assange. Este sitio publicó informes confidenciales que tienen en vilo a Estados Unidos. Jens Buettner / AFP

La plataforma tecnológica empleada por el sitio Wikileaks garantiza el anonimato absoluto a quienes comparten y publican información en esta página web.

Para asegurar la identidad del informante utiliza una computadora (servidor) encargada de borrar cualquier huella o registro que conduzca a su identificación.

Wikileaks utiliza varios programas de cómputo que, entre otras tareas, evita que la persona que envía información a este sitio, no sea detectada.

Hoy hay múltiples maneras de rastrear a una persona en Internet. Una de ellas es a través de la dirección IP, es decir, el número que identifica a la computadora utilizada por el informante.

A través de la dirección IP es posible ubicar el sitio desde el cual se conectó. David Andrade, especialista en nuevas tecnologías, advierte que Wikileaks mantiene accesos seguros a sus servidores.

Fue una página diseñada precisamente para evitar, a toda costa, una posible censura de información. Esta página, cuyo fundador es Julian Assange, tiene un funcionamiento parecido a las actuales redes P2P, usadas por millones de cibernautas para intercambiar música, videos y documentos de toda índole.

En las redes P2P, hay servidores que permiten el intercambio de información de forma descentralizada y anónima, ya que la comunicación entre ellos está cifrada.

Enrique Mafla, PhD en Ciencias de la Computación y catedrático de la Escuela Politécnica Nacional, dice que la plataforma Wikileaks utiliza una red intermedia, denominada Tor.

La información del denunciante viaja a esta red intermedia antes de llegar al repositorio definitivo, donde se almacena la información que llega a Wikileaks.

Esta red Tor no puede ser monitoreada por quienes intentan capturar la información antes de que llegue al sitio Wikileaks.

Hoy en día, hay muchas maneras de evitar que una persona descifre la información transmitida a un sitio web. Por ejemplo, el programa PGP (Pretty Good Privacy) está diseñado para cifrar o codificar informes, reportes y toda clase de documentos para que sean enviados y después descifrados por el destinatario final.

El PGP posibilita el intercambio seguro de archivos y mensajes. Fue diseñado en 1991 para proporcionar una forma segura de intercambio de correo electrónico. Andrade comenta que el sitio de denuncia Wikileaks, donde se publicaron documentos clasificados de la guerra de Iraq y también información de la diplomacia estadounidense, se ha mantenido en Internet sin censuras.

De acuerdo con el diario El País cuenta, por el momento, con más de 1 000 colaboradores, entre periodistas, informáticos, programadores y abogados.

Enrique Mafla advierte que la página de Wikileaks está alojada en un servidor de Suecia.

“Son empresas que brindan alojamiento de sitios web y mantienen el anonimato de sus clientes”. Esto quiere decir que no llevan ningún registro sobre los contenidos que estas páginas publican”. El experto revela que estos servidores que brindan alojamiento anónimo son utilizados muchas veces por piratas informáticos para mantener su anonimato al publicar páginas donde revelan sus herramientas de ataque.

La ventaja al contratar un servicio de alojamiento de páginas que mantenga el anonimato es que este se encarga de borrar cualquier rastro que pueda identificar al remitente de la información. Es decir, si hay un usuario que en este momento envía un correo electrónico a Wikileaks con información sensible, el servidor donde se aloja esta página elimina datos, como a qué hora se conectó, desde qué máquina, el nombre del ‘e-mail’.

Si algún gobierno quiere obligar a Wikileaks a revelar la información de sus informantes y le confisca, por ejemplo, los discos duros, no encontrará ningún dato que aporte a su identificación.

Wikileaks utiliza herramientas como OpenSSL, Freenet, Tor y PGP.2. El ecuatoriano Marco Jarrín, ingeniero en Sistemas, dice que Freenet permite copiar, compartir cualquier documento. “Lo interesante es que no hay forma de saber quién se descarga el documento confidencial, ni qué usuarios están dentro de esa red”. Open SSL sirve para encriptar la información. Esto garantiza que un documento no pueda ser interceptado durante su envío.

La defensa al sitio web

En nombre del “derecho” a la información, varias ONG defendieron la decisión de Wikileaks de difundir cables diplomáticos que pusieron en un compromiso a muchos estados.

“En su conjunto, es positivo porque esto desplaza el equilibrio del poder de la información entre los ciudadanos y los gobiernos”: más vale la actual “libertad de expresión” que la censura del pasado “ bajo el pretexto de la seguridad nacional”, dijo el secretario general de Amnistía Internacional (AI), Salil Shetty.
Sea como fuere, “revelar la realidad política o diplomática del planeta, es importante. La gente tiene el derecho de saber lo que dicen los políticos en su nombre y cómo negocian entre ellos”, responde el periodista de Le Monde Remy Ourdan. “Nos satisface la evolución de Wikileaks, nos parece bien esa colaboración con periódicos y ese trabajo de ponerlo en contexto, de verificar y de aplicar una pedagogía”, opinó el secretario de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Fuente:

elcomercio.com

Be Sociable, Share!